Buscar
  • Kurt Bendfeldt

ESTUVE MUERTO 50 AÑOS

Pero ¿cómo es posible que haya estado muerto durante 50 años, cuando siempre pensé que había vivido los 53 que tengo?


Pues así es, pensamos que vivimos cuando estamos muertos en nuestra realidad, en la práctica, en nuestra actitud, soberbia, las mentiras, irresponsabilidad y todo aquello que pensamos que nos daba “vida”.


Nos acostumbramos a ver las vidas a nuestro alrededor, sin primero saber cómo maniobrar la nuestra, quizá por miedo a que podamos enfrentar carencias que sabemos que tenemos y que, claramente, no queremos que salgan a la luz, es entonces cuando nos alejamos de lo que es en realidad vivir y caemos en la muerte.


Otra de las formas en sentirse muerto, es la pérdida de entusiasmo y los escasos sentimientos que tenemos en ilusionarnos, es por esto que no tenemos la fuerza de poder enfrentar positivamente cada día.


Lastimosamente, nos desgastamos viviendo por nuestras propias insatisfacciones, que nos alejan de la percepción de lo que es vivir.


Les invito a que eliminemos nuestros pensamientos negativos e iniciemos a construir pensamientos positivos todos los días, desde que nos despertamos y nos vemos en el espejo, es vital mirarnos a los ojos y decirnos “ahí está el o la mejor” con actitud, fuerza y sin miedo.


Por último, es importante que siempre decretemos que hoy será mejor que ayer y que podremos hacer y terminar lo que tanto hemos soñado. Con estos pequeños ejercicios podremos comenzar a vivir.




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo