Buscar
  • Kurt Bendfeldt

¿RECIBIMOS LO QUE DAMOS?

Una pregunta complicada y difícil de poder contestar, ya que nos aferramos a que las personas tienen que darnos, así como nosotros damos, y no necesariamente la matemática es de esa manera. ¿Muchas veces en nuestra vida le hemos apostado con todas nuestras fuerzas a algo o alguien, esperando la reciprocidad, la cual nunca llega, pero es malo? ¿O es normal?

A lo largo del tiempo nos enfocamos por momentos en donde estamos en la mejor capacidad de entregar todo, y al final no tenemos nada, pero dejemos de pensar sobre esto, salgamos a continuar dando lo mejor de nosotros aun cuando no recibamos nada a cambio, ya que las conductas de los seres humanos se basan en pedir, mas no en dar, en una mayoría que limita los buenos actos.

Vivimos en una cultura que quiere todo, que busca todo, que pide a gritos y con caprichos pero que no tiene la óptica de poder materializar lo que recibe, ya que viven de ser conformistas, sin sueños a corto, mediado y largo plazo. En principio tenemos que ser agradecidos con Dios, por lo que hoy tenemos y también por lo que no tenemos.

Quitemos el velo de hacer las cosas para tener una respuesta o buscar aprobación, puesto en principio si lo hacemos hagámoslo con amor, con dedicación, sin buscar nada a cambio. Queremos muchas veces que las personas cambien, pero es muy poco probable que esto suceda cuando no hay actitud de hacerlo.

Asi que no busquemos recibir cuando damos, puesto puede que nos moleste, nos enoje, frustre o simplemente pare nuestras fuerzas de dar. Sigamos haciendo las cosas de la mejor manera para gratificación personal.


26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Todas las personas en la adolescencia y en la vida de adulto toman decisiones o hacen cosas que traen consecuencias, también hay quienes que en su niñez vivieron el divorcio de sus padres y eso les af