top of page
Buscar
  • Foto del escritorKurt Bendfeldt

Viviendo desde el final...

Muchas veces nos encontramos en nuestro final, sin saber que realmente estamos en el principio, pero porque nos pasa esto, simplemente porque el grado de las presiones, compromisos, aprietos, problemas, deudas y demás nos van arrinconando a un precipicio en donde pensamos que nos podremos salir de todo esto que nos aturde. El sueño se hace menos, la depresión aparece, el carácter nos sube de nivel entre otras cosas.

He aprendido que cuando estamos o pensamos que estamos en ese final, tenemos que tener una FE solida que nos permita que podamos creer en que todo saldrá bien si descansamos en Dios todas nuestras angustias. Existen personas que solamente creen que Dios existe, pero esto no es suficiente, tienes que creerle a El.


Dios es el principio y final, el Alfa y el Omega, y no podemos caminar en la vida si no pedimos que El no nos acompañe. Pero nos detenemos en lo mortal pensando que estamos solos, ahora pensemos por un momento, que pasaría si realmente estamos solos en este mundo, pues sentimos un frío que nos corre por el cuerpo y no tendríamos un ¿por qué? Ya que para que estamos aquí, para que vivimos, para que trabajamos, tantas preguntas que allí si brincaríamos en el precipicio. Pero como no es asi, la fórmula es fácil y es la confianza que ponemos en Dios para que podamos continuar y encontrar el propósito que tenemos.


Todos nos encontramos en el Libro de la Vida, desde los principios hasta los finales cuando El los determine. Yo he pasado por momentos muy difíciles, angustiosos, tristes. La inteligencia es horizontal, y la sabiduría es vertical puesto esta viene de arriba, pero pedimos dinero, trabajo, buenas relaciones; y con el simple hecho de pedir sabiduría encontraremos nuestro camino para alejarnos del precipicio.


Confía y Créele a Dios y todo cambiara en tu vida.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page